Perder miedo al dentista

CIRUGÍA ORAL

La cirugía dental es la disciplina más antigua de la odontología. Esta cirugía puede ser muy diversa y existen diversos tipos, son los siguientes:

Desgraciadamente hay veces donde el estado del diente ha alcanzado tal estado de enfermedad que es imposible realizarle cualquier tratamiento para conservarlo por lo que hay que proceder a su exodoncia o extracción. En esta ocasión es importante sustituir la pieza extraída con un implante.

Es la cirugía que se realiza cuando la enfermedad periodontal se encuentra muy avanzada y hay mucha profundidad en las bolsas y no se puede acceder a limpiar sin levantar la encía.

Es la colocación de una pieza de titanio para sustituir la raíz de un diente perdido. Con esto se evita que se vaya reduciendo el volumen y altura del hueso de la mandíbula.

Es necesaria cuando se va a llevar a cabo la colocación de un implante y el tiempo transcurrido desde la pérdida del diente ha sido considerable, ocasionando la reabsorcción del hueso maxilar. Con esta cirugía se consigue aumentar la altura del hueso para poder colocar el implante.

Puede ser una regeneración ósea (de hueso) o de tejidos blandos (encía). Son técnicas bastante complejas orientadas a mejorar el estado de la zona a tratar para conseguir por un lado mayor soporte para el implante y por otro mejor estética para el diente o para la colocación de la corona.

Son técnicas muy meticulosas destinadas a proporcionar belleza y armonía a la sonrisa. Podemos destacar gingivectomía, cirugía mucogingival, aumento de encía queratinizada, etc.

 

SOLICITA TU PRIMERA CITA AHORA

Un equipo de profesionales te informarán y resolverán tus dudas

Solicitar cita




He leído y acepto la Política de Privacidad del sitio web